Tuesday, August 1, 2017

ACTUALIZADO: DE VUELTA A RAMO VERDE. VUELVEN A DETENER A LÍDERES OPOSITORES LEOPOLDO LÓPEZ Y ANTONIO LEDEZMA

Leopoldo López y Antonio Ledezma vuelven a las celdas de Ramo Verde tras ser sacados de sus casas

La cárcel de Ramo Verde  (Foto EFE)
La cárcel de Ramo Verde (Foto EFE)
 Caracas, 1 de agosto, 2017
Los dos presos más emblemáticos de la oposición venezolana, Leopoldo López y Antonio Ledezma, que guardaban arresto domiciliario, fueron devueltos a prisión la madrugada de este martes tras sus llamados a no votar en la Constituyente del presidente Nicolás Maduro.
López, de 46 años, y Ledezma, alcalde de Caracas de 62, fueron detenidos por agentes del servicio de inteligencia (Sebin), indicaron sus familiares en un primer momento en Twitter, haciendo responsable a Maduro de la vida de ambos.
“A Leopoldo lo llevaron a (la cárcel militar de) Ramo Verde. No nos han informado el motivo”, confirmó a la AFP su abogado, Juan Carlos Gutiérrez.
A esa cárcel también fue trasladado Ledezma, indicó su esposa Mitzy Capriles, quien se encuentra en Madrid y pidió desde allí que un “equipo forense” examine al dirigente, que fue sacado de su casa en pijama por varios uniformados.
“Tenemos una profunda angustia” tras el “secuestro” de Ledezma, dijo Capriles en una rueda de prensa, junto a la hija menor de la pareja, Antonieta.
En los últimos días, ambos líderes habían publicado videos en los que instaban a no votar en la elección, el domingo, de la Asamblea Constituyente.
Esos comicios, en los que la oposición decidió no participar por considerarlos fraudulentos, transcurrieron en medio de manifestaciones violentas que dejaron una decena de muertos.
Con ello se elevó a 125 la cifra de fallecidos desde que iniciaron las protestas opositoras hace cuatro meses.

– “Tenían limitaciones” –

“Tenían limitación de declaración política, de transmisión de mensajes, sobre todo si esos mensajes llaman al desconocimiento de las instituciones y resultados”, comentó en la televisora estatal el ministro de Educación, Elías Jaua, quien sin embargo manifestó desconocer los motivos de su encarcelamiento.
López había sido excarcelado el pasado 8 de julio por orden del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acusado de servir al gobierno, que adujo entonces motivos de salud.
Como intercesor de esa medida actuó el exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quien intenta propiciar un diálogo entre gobierno y oposición para resolver la grave crisis política de Venezuela.
López había vuelto a casa tras cumplir en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, tres años y cinco meses de la pena de casi 14 años a la que fue condenado por incitar a la violencia en protestas contra Maduro, que dejaron 43 muertos en 2014.
Ledezma, por su parte, fue capturado el 19 de febrero de 2015 en su oficina y en abril de ese año recibió casa por cárcel. Está acusado de una supuesta conspiración contra el mandatario.
La Unión Europea condenó los arrestos como un “paso en la dirección errónea”.
La revocatoria de la prisión domiciliaria para ambos dirigentes elevó la tensión a horas de que se instale la Constituyente en el Palacio Legislativo, donde sesiona el Parlamento de mayoría opositora.
Para el miércoles, cuando se prevé que asuma la asamblea que cambiará la Constitución, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una marcha en Caracas que denunciará la “ilegitimidad” de la Constituyente.
Ese criterio es respaldado por una decena de países, entre ellos Estados Unidos, que el lunes sancionó a Maduro por “ruptura del orden constitucional” y lo calificó de “dictador”.
– “Terminarán en la celda” –
La MUD consideró un fraude el resultado oficial de ocho millones de votantes (42,5% del padrón electoral), en tanto que Maduro lo calificó de “triunfo histórico.
La MUD asegura que la Constituyente fue propuesta por Maduro para perpetuarse en el poder, instaurar un modelo comunista y neutralizar a sus adversarios.
“Algunos terminarán en una celda”, advirtió el presidente, quien propuso a la Constituyente levantar la inmunidad a parlamentarios opositores para someterlos a la justicia, y “tomar el control” de la Fiscalía.
Líderes del oficialismo, como el poderoso Diosdado Cabello -quien podría ser presidente de la Constituyente-, han anunciado la posible disolución del Legislativo.
Al declarar el lunes que no reconoce la Constituyente por considerar que evidencia la “ambición dictatorial” del gobierno, la fiscal general, Luisa Ortega, quien rompió con Maduro, dice estar segura de que ahora irán por su “cabeza”.
“Está cantada la radicalización política y económica posconstituyente”, dijo el analista Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.
Desde que la oposición tomó el control del Congreso en enero de 2016, simpatizantes del gobierno irrumpieron con violencia dos veces en la sede parlamentaria, y en la última de ellas hirieron a siete diputados opositores.
Maduro convocó a la Constituyente sin consulta previa a los venezolanos, como sí ocurrió en 1999, pero ante las fuertes críticas propuso un referendo para aprobar la nueva Carta Magna. No se sabe, no obstante, cuándo será.
por Maria Isabel SANCHEZ/AFP
Los líderes opositores venezolanos Leopoldo López (d) y Antonio Ledezma.
Agencias, 1 de agosto, 2017
Las detenciones de los dos dirigentes, que se encontraban bajo arresto domiciliario, parecen responder a amenazas del gobernante Nicolás Maduro.
Los dirigentes opositores venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma fueron sacados a la medianoche del lunes de sus casas, donde permanecían bajo arresto domiciliario, denunciaron el martes en la madrugada la esposa de López y la hija de Ledezma en sus cuentas de Twitter.
Lilian Tintori compartió en Twitter la noticia y luego lo que parecía ser un video de cómo se sacaba a su marido de casa pasada la medianoche.
"Se acaban de llevar a Leopoldo de la casa. No sabemos dónde está ni a dónde lo llevan”, tuiteó la esposa de López",
"(A las) 12:27 de la madrugada: Momento en el que la dictadura secuestra a Leopoldo en mi casa. No lo van a doblegar!", escribió luego Tintori en Twitter, responsabilizando al presidente venezolano, Nicolás Maduro, "si algo le pasa".
Por su parte, los aliados del exalcalde de Caracas Antonio Ledezma difundieron en su cuenta de twitter un video en el que agentes de seguridad se llevaban a un hombre que parecía ser el líder opositor mientras una mujer pedía a gritos ayuda de los vecinos.“¡Se están llevando a Ledezma!", exclama la mujer. “¡Esto es una dictadura!”.
La hija de Ledezma, Vanessa, también comunicó a través de la red social la detención de su padre, y responsabilizó a Maduro por lo que pueda ocurrirle:
López fue detenido hace tres años tras protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, y condenado a más de diez años de prisión por acusaciones de que incitó a la violencia a los manifestantes. Fue liberado el mes pasado para cumplir el resto de su condena bajo arresto domiciliario.
Ledezma, exalcalde de Caracas, también fue detenido en 2015 y estaba bajo arresto domiciliario.
Ambos habían compartido videos recientes en internet en los que condenaban la decisión de Maduro de celebrar unas elecciones el domingo a una Asamblea Constituyente que reescriba la constitución y transforme el sistema político venezolano.
El Ministerio de Información no ofreció de inmediato datos sobre las detenciones.
A principios de julio, la justicia venezolana había concedido el arresto domiciliario a López, después de permanecer más de tres años en una cárcel militar acusado de instigar protestas antigubernamentales. Ledezma también recibió el beneficio en el 2015 como una medida humanitaria.
El abogado de López, Juan Gutiérrez, aseguró en Twitter que "no existe justificación legal para revocar la medida de arresto domiciliario" a su defendido.
Ambos dirigentes políticos habían difundido en las últimas jornadas mensajes para alentar las manifestaciones contra el Gobierno socialista del país, que persisten desde hace más de 120 días y han dejado más de un centenar de fallecidos.
Maduro había advertido sobre futuras detenciones de líderes opositores una vez fuera elegida el domingo una controversial Asamblea, que reescribirá la Constitución y tendrá poderes especiales sobre el resto de las instituciones del Estado.​
Al menos 20 países del mundo, incluyendo a 14 del hemisferio, desconocieron la votación de los asambleístas, en la que no participó la oposición. Entre ellos, el Gobierno de Estados Unidos, que impuso sanciones el lunes contra el gobernante enezolano tras considerarlo un "dictador" por asumir con ese proceso poderes absolutos.

VENEZUELA PODRÍA SER PEOR QE CUBA


El diario publicó un análisis sobre la actual crisis


Manifestación masiva de protesta en Venezuela (AP)
 Un artículo del diario The Economist opina que “en lugar de una segunda Cuba o una China tropical, la Venezuela chavista, con su corrupción, pandillas e ineptitud, corre el riesgo de convertirse en algo mucho peor”.
La publicación dedicó el texto a analizar la crisis por la que atraviesa el país sudamericano, gobernado por Nicolás Maduro y que este domingo realizó votaciones para una asamblea constituyente que tanto la oposición como la comunidad internacional han rechazado.
Según el texto, “los opositores dicen que la Asamblea instalará el comunismo al estilo cubano. Por lo menos, su creación provocará más violencia en un país donde las calles ya están asfixiadas en gases lacrimógenos y cubiertas de cartuchos de escopetas policiales”.
El diario ha predicho además que el colapso económico de Venezuela será el más pronunciado en la historia moderna de América Latina. Apunta que Maduro ha malgastado fondos públicos a favor de sus partidarios. “Los débiles precios del petróleo y la inepta gestión resultan en que ahora no puede pagar sus cuentas. Así que imprime dinero sin respaldo y culpa a los especuladores por la inflación resultante, que se espera que este año supere el 1000 %”.
“Los controles de precios y la expropiación de empresas privadas han llevado a escasez de alimentos y medicinas. Con los hospitales vacíos de suministros, la tasa de mortalidad materna aumentó un 66% el año pasado. Los funcionarios lucran flagrantemente con su acceso a divisas y bienes básicos. Venezuela se ha convertido en una ruta favorita del narcotráfico y está inundada de armas”, apunta con preocupación el texto.
Resalta también The Economist que más de un centenar de personas han muerto en cuatro meses de intensas protestas contra el régimen. Cientos de venezolanos más han sido heridos y otros tantos encarceladas por motivos políticos. “Todo esto enfurece a los venezolanos. También debería alarmar al mundo exterior”, señala el diario.
Una solución propuesta por The Economist es la “transición negociada”, basada en la terminación del mandato de Maduro con el respeto a la Constitución y el Parlamento.
No obstante, un intento similar fracasó en 2016, reconoce el diario, por lo que “hoy día nada indica que Maduro y sus compinches vayan a entregar voluntariamente el poder”.
Además de poseer las fuerzas armadas, controlar la economía y conservar el respaldo alguna parte de los venezolanos, Maduro, “además, cuenta con el consejo de oficiales de la seguridad cubana, que son expertos en represión selectiva”.
Tanto la Unión Europea como América Latina deberían tomar medidas similares a las adoptadas por el gobierno estadounidense el pasado 26 de julio, en que Washington impuso sanciones a funcionarios venezolanos involucrados en el proyecto de Asamblea Constituyente, así como sospechosos de corrupción o abusos contra los derechos humanos, señala el diario
“A estos funcionarios se les han retirado las visas, y los bancos y empresas estadounidenses tienen prohibido hacer negocios con ellos. Este esfuerzo podría intensificarse presionando a los bancos a revelar información vergonzante sobre funcionarios que han escondido en el extranjero fondos públicos robados”, propone The Economist.

No comments:

Post a Comment