Tuesday, August 1, 2017

OJO: ORGANISMO DE SALUD DE CUBA ADVIERTE QUE HAY EPIDEMIA DE CONJUNTIVITIS EN LA ISLA


El MINSAP extiende una alerta por conjuntivitis hemorrágica epidémica a toda la Isla


Conjuntivitis hemorrágica.
Conjuntivitis hemorrágica.
La Habana,1 de agosto 2017
El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) mantiene vigente para todo el país la alerta por conjuntivitis hemorrágica, cuyos primeros casos se presentaron en mayo pasado, según autoridades, y hoy se extienden a todas las provincias, según recoge el sitio oficial Cubadebate.
El doctor Francisco A. Durán García, director nacional de Epidemiología del MINSAP, dijo al diario estatal Juventud Rebelde que "si bien las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín y La Habana acumulan el mayor número de casos de la enfermedad, hay personas diagnosticadas en todas las provincias, lo que indica que ninguna está exenta de riesgo".
Los medios oficiales recordaron "desde el año 2016 se está presentando un brote epidémico de conjuntivitis hemorrágica epidémica (CHE) en países de la región, fundamentalmente en Haití y República Dominicana".
Identificada por primera vez en Ghana en el año 1969, en la Isla la CHE era desconocida hasta el mes de agosto de 1981, cuando se identificaron los primeros casos.
"Esta es una enfermedad muy transmisible, es decir, que se transmite rápidamente mediante el contacto directo o indirecto con el exudado de los ojos infectados; a través de las manos y objetos de uso personal; por gotitas expulsadas de vías respiratorias y por el agua de piscinas mal cloradas, todo lo cual  facilita que la CHE se propague en disímiles superficies, y en el medio ambiente en general. Su causa es viral, afecta a todas las edades y cursa de forma epidémica", explicó Durán García.
Asimismo, al referirse a otras de las vías de transmisión, el especialista mencionó el papel de vectores, como moscas, cucarachas y guasasas, al entrar en contacto con las secreciones y transportarlas a superficies y a las personas sanas.
En ese sentido, planteó que "los riesgos de contraer este virus son particularmente altos en los lugares con aglomeración de personas, y en las piscinas que no cuenten con una correcta concentración de cloro".
En la actualización epidemiológica sobre esta enfermedad, el MINSAP precisó que los agentes infecciosos de las conjuntivitis hemorrágicas son los adenovirus y picornavirus. El tipo de picornavirus más prevalente ha sido identificado como Coxsackie A24 y el enterovirus 70.
"En Cuba, justamente es el Coxsackie A-24  el que se ha aislado en casos infectados, el mismo diagnosticado en otros países de la región", según el especialista.
Medidas de prevención
El funcionario del MINSAP se refirió a "la importancia de reforzar las acciones y medidas de prevención entre la población, fundamentalmente de higiene personal, sobre todo en esta etapa del verano".
Al respecto insistió en el lavado frecuente de las manos, evitar tocarse los ojos, y contribuir al mejoramiento de la higiene para reducir la infestación de los vectores, que como mencionó pueden transmitir este virus.
En la Isla, por mucho que dentro de los domicilios familiares se tomen medidas para erradicar las plagas de moscas, cucarachas y guasasas, son frecuentes los depósitos exteriores de basura donde se arrojan todo tipo de desperdicios orgánicos y que atraen a estos insectos en forma masiva.
Los encargados de limpiar estos basureros, los servicios comunales estatales, son incapaces de mantener a raya tales vertederos.
El funcionario del MINSAP enfatizó en "la necesidad de, ante síntomas como la irritación ocular, la sensibilidad a la luz, el lagrimeo, edema de los párpados, enrojecimiento de los ojos y malestar general, que las personas acudan inmediatamente a los servicios de salud y no intenten utilizar remedios caseros que pueden afectar aún más los ojos y contagiar a las personas con las que entran en contacto".
"Si bien la conjuntivitis hemorrágica no compromete la agudeza visual, y aunque no es frecuente, sí puede, en caso de no ser atendida, presentar complicaciones como la uveítis (inflamación de la úvea, capa intermedia del ojo entre la retina y la esclerótica, parte blanca del ojo), y la queratitis (inflamación de la córnea)", puntualizó el especialista.
"Si la persona enferma no se atiende y aísla los primeros cinco días después de la aparición de los síntomas, que es el periodo en que es transmisible, no solo comprometemos la salud de nuestros ojos, sino los del resto de la población, empezando por nuestros familiares y personas más cercanas", añadió.
Insistió, como lo hizo hace algunos días, que "para el tratamiento de la CHE, no se deben aplicar colirios, ni medicamentos empleados en otros tipos de conjuntivitis, solo fomentos de agua fría".
Pacientes cuyo testimonio reogió Diario de Cuba cuando se destaparon los casos de conjuntivitis se quejaron de las indicaciones médicas recibidas y sobre la falta de medicamentos para aliviar las molestias, así como de la escasez de apósitos, algodón y otros materiales antisépticos para el tratamiento.
Una fuente no oficial indicó en aquel momento que los ingresos por conjuntivitis en Guantánamo sobrepasaban los 700 a principios de julio. También llegaron reportes a nuestra redacción de casos de conjuntivitis viral en Santiago de Cuba y La Habana.
Según Durán García, "el virus es más frecuente en áreas costeras de países tropicales con altas temperaturas y humedad; y presenta una mayor ocurrencia en la estación lluviosa. La incidencia en Centroamérica y el Caribe ocurre generalmente entre los meses de septiembre a diciembre".
"En Cuba han ocurrido seis epidemias de esta enfermedad, y la última se había reportado en el año 2003", concluyó.

No comments:

Post a Comment